Resumen legislatura

Contra la especulación, por una ciudad de todas/os y para todas/os.

El escándalo de la Ciudad del Fútbol.

En el año 1998 el Ayuntamiento de Las Rozas, gobernado por el Partido Popular, aprobó la cesión de una parcela municipal donde se ubicó la Ciudad del Fútbol de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). Se trató de un regalo millonario a favor de una entidad privada. Tras años de litigios se consiguió recuperar la titularidad municipal de la parcela, no así cobrar por la explotación empresarial que la RFEF hace de estos terrenos valorados en más de 46 millones de euros.

Paralización de la cesión de una parcela de 17.00m2 a favor de la Iglesia.

En el 2013 el PP aprobó regalar a la Iglesia una parcela de 17.000 m2 valorada en más de 4 millones de euros en el barrio de La Marazuela. Izquierda Unida comenzó una campaña de recogida de firmas y alegaciones para frenar tal regalo. A pesar que el PP hizo coincidir el periodo de alegaciones con el mes de agosto, se registraron más de 600 alegaciones por parte de los vecinos que fueron rechazadas por el PP. Acto seguido, desde el Grupo Municipal Izquierda Unida–Los Verdes se presentó un recurso de reposición solicitando la nulidad del proceso ya que el suelo tenía carácter demanial y que, por lo tanto, el Ayuntamiento no podía perder la titularidad del mismo. A raíz de este recurso el Ayuntamiento se echó atrás en su intención de regalar este suelo público. Por ahora…

La macroiglesia de El Cantizal podría ser ilegal

El Ayuntamiento regaló a la Iglesia un suelo público cuya titularidad no podía ceder. El caso es similar al de la Federación Española de Fútbol.
Por parte del Grupo Municipal de Izquierda Unida-Los Verdes se ha exigido en el Pleno municipal que el Ayuntamiento revise la cesión de una parcela pública en 2004 a favor del Arzobispado de Madrid, sobre la que se construyó la parroquia del Santísimo Corpus Christi. Se trata de una parcela pública de carácter demanial, es decir, que nunca puede dejar de ser de titularidad pública. A juicio de IU-LV, se trata de una situación muy similar a la de la Federación Española de Fútbol, declarada ilegal por los Tribunales, o el intento de regalo, también a la Iglesia, de la parcela pública en La Marazuela.
Además, IU-LV ha denunciado en Pleno el continuo trato de favor del Equipo de Gobierno a la Iglesia, en relación, entre otras cuestiones, a esta construcción. El 2012, el PP cambió la normativa urbanística para permitir la desmesurada altura del campanario, sin exigir el obligatorio estudio de impacto paisajístico. El resultado es una construcción mastodóntica, ostentosa y suntuosa, que tiene un impacto visual negativo sobre el entorno.